Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)

¿Qué es?


DGP son las siglas de Diagnóstico Genético Preimplantacional, en inglés PGD.
Es el estudio genético, embrión a embrión, evaluando si es portador de alteraciones concretas en su ADN relacionadas directamente con enfermedades graves en el futuro recién nacido.

 

¿Por qué?


Cuando alguno de los progenitores padece, o es portador sano, de una enfermedad de origen genético transmisible a la descendencia, con el DGP podemos saber aquellos que no portan la alteración antes de ser transferidos a la madre. De esta manera los hijos no padecerán dicha enfermedad.

 

El DGP es un alternativa consolidada al diagnóstico prenatal, que se realiza en el periodo gestacional, mediante biopsia corial o amniocentesis. La ventaja del DGP, radica en que no se transfiere el embrión portador de la enfermedad, evitando la necesidad de un practicar un aborto.

 

¿Para quién?


Esta técnica está indicada en casos donde los progenitores padecen enfermedades graves de origen genético transmisibles a su descendencia, o bien son portadores sanos de dichas alteraciones.

 

La lista de enfermedades susceptibles de DGP es amplia. En nuestro centro podremos estudiar de forma personalizada su caso para poder darle un consejo adecuado.

 

¿Cómo?


Antes de realizar el DGP es necesario disponer del estudio genético de los futuros padres para poder enfocar adecuadamente qué análisis genético es el más adecuado. Este estudio se denomina estudio de informatividad. Además, en ciertas enfermedades, es necesario disponer del visto bueno de la autoridad sanitaria competente, tras informe de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

 

Para un DGP es preciso realizar una Fecundación In Vitro. Así dispondremos de varios embriones a evaluar en un número suficiente.

 

Para el estudio del embrión éste se biopsia extrayendo una o dos de sus células. Esta técnica requiere la apertura de la cubierta del embrión, zona pelúcida, mediante un proceso semejante a la eclosión asistida, a través de la cual se extraen las células.

 

En esta fase del desarrollo embrionario todas las células tienen el mismo potencial de desarrollo, por lo que no afecta al futuro recién nacido.

 

Las células biopsiadas son enviadas al laboratorio de genética, el cual nos indicará qué embriones son portadores o no de la enfermedad estudiada. De esta manera sabremos qué embriones podemos transferir al útero.

 

Toda la manipulación de embrión descrita puede conllevar que se vea afectada la viabilidad embrionaria, por lo que solo se recomienda el DGP en casos necesarios y no de forma generalizada.

 

Aspectos legales


El DGP está sometido a diferentes requisitos legales, en nuestro centro te asesoraremos.