Otras Técnicas de Reproducción Asistida

PROGRAMA DE TRANSFERENCIA DE EMBRIÓN ÚNICO (SET)
¿Qué es?

El programa de Transferencia de Embrión Único (SET, por sus siglas en inglés) es una alternativa cuya intención inicial es transferir en fresco un único embrión.

¿Por qué?

La gestación múltiple es una de las consecuencias más frecuentes de la reproducción humana asistida, asociada habitualmente al mayor número de gestaciones que se consiguen al utilizar la Fecundación In Vitro. Y es que cuantos más embriones se transfieran, más posibilidades hay de que alguno implante. Pero en muchas ocasiones más de uno lo hace, generando una gestación múltiple. ¿Dónde está el problema?, es simple, este tipo de embarazo conlleva un mayor número de complicaciones.

¿Disminuye la posibilidad de gestación la SET?

La respuesta es fácil, la posibilidad de gestación por transferencia disminuiría notablemente si se hiciera transferencia de embrión único en todos los casos.

Pero si se aplica en un grupo de personas que cumplen con determinados requisitos clínicos, y además consideramos las gestaciones que se pueden obtener tras la transferencia de los embriones congelados, la posibilidad de gestación es similar a transferir más embriones de una vez, pero sin el mayor riesgo de embarazo múltiple.

¿Para quién?

Las indicaciones de este programa son:

  • Si se desea evitar la gestación múltiple.
  • Indicaciones médicas que contraindiquen la gestación múltiple: malformaciones uterinas u otras patologías.
¿Cómo?

La actividad clínica y de laboratorio es igual a la de cualquier otro ciclo de FIV.

Lo primero es hablar con vosotros y valorar si se cumplen los requisitos clínicos para aconsejaros entrar en este programa: edad, ciclos previos, factor de esterilidad… Este programa requiere una reevaluación permanente del desarrollo clínico y embrionario para mantener las posibilidades de éxito y poder aconsejaros. Vosotros siempre tenéis la última palabra, pudiendo transferir uno o más embriones.

TRATAMIENTOS CON SEMEN DE DONANTE
¿Qué es?

Los tratamientos con semen de donante permiten la fecundación o inseminación sustituyendo el semen del varón, o aportando espermatozoides cuando no hay pareja masculina.

¿Por qué?

No siempre se puede utilizar el semen de la pareja, ya sea por razones médicas del varón, o porque no hay pareja masculina. En estas ocasiones es preciso disponer de muestras seminales de donantes que nos permitan proseguir con las técnicas de reproducción.

¿Para quién?

Las indicaciones para el uso de semen de donante son varias, pudiéndose aplicar indistintamente a inseminación artificial o a fecundación in vitro:

  • Parejas que presentan una alteración grave o irreversible del semen
  • Parejas en las que el varón presenta un riesgo de transmitir alguna enfermedad a su descendencia, ya sea genética o infecciosa.
  • Sensibilización grave al factor Rh, con pérdida de gestaciones anteriores y no pueda ser tratada por otros procedimientos.
  • Madres solteras o sin pareja masculina que desean un embarazo
¿Cómo?

El estudio y selección de los posibles donantes es labor de los Bancos de Semen. Los donantes han de ser mayores de edad y firmar un consentimiento para el anonimato de su donación. Se someten inicialmente a un riguroso examen médico: análisis de semen, sangre y orina, estudio genético (cariotipo) y de enfermedades hereditarias, exploración general, estudio de enfermedades de transmisión sexual (hepatitis, sífilis, SIDA…), y examen psicológico. Estas medidas evitan en lo posible la transmisión de enfermedades a la descendencia.

En el momento del tratamiento en VIVUM, la única diferencia entre la inseminación artificial/fecundación in vitro es el origen del semen. No siendo preciso que acuda el varón el día que es necesaria la muestra seminal. El día de la inseminación o fecundación in vitro se descongela la muestra de semen de donante y se prepara en el Laboratorio de Capacitación Seminal, adecuándola según los requisitos de cada uno de los tratamientos para los que vaya a servir.

Las muestras de semen de donante de VIVUM proceden de Bancos externos acreditados con los que se ha establecido un convenio de colaboración.

Tú no tendrás que encargarte de gestión alguna, VIVUM informará al banco de semen de las características físicas (grupo sanguíneo, etnia color de piel, complexión física, color del cabello, color de ojos, etc) de la madre o padre, en función del tipo familiar

Aspectos legales

En España la donación es anónima para todas las partes: ni la pareja, ni el donante conocerán la identidad del uno o el otro. Además, el centro que realiza las técnicas de inseminación o FIV sólo conoce un código anónimo.

En cuanto a la seguridad jurídica de vuestros hijos, expresamente el donante no tiene obligaciones ni derechos sobre la descendencia.

RECEPCIÓN DE OVOCITOS DE PAREJA (ROPA)
¿Qué es?

El método ROPA (abreviación de “Recepción de Ovocitos de la Pareja”), es un método dirigido a parejas de lesbianas en el que los óvulos son aportados por una de ellas y, utilizando semen de donante para la fecundación, se transfieren los embriones resultantes al útero de la otra mujer.

¿Por qué?

Éste método se ha convertido en el método de elección en las parejas de lesbianas, puesto que ambas participan activamente en el proceso. Se ofrece la posibilidad a ambas madres de participar activamente en el embarazo y parto, una será madre biológica y la otra llevará el embarazo y parto del futuro bebé.

¿Para quién?

Las indicaciones para este método están especialmente indicadas para:

  • Parejas de mujeres que desean ser madres de manera compartida y activa en el proceso.
  • En caso de motivo médico de una miembro de la pareja:
  • Ausencia de ovocitos propios
  • Riesgo de transmisión hereditaria de cualquier tipo de patología.
  • Alteraciones cromosómicas o genéticas.
  • Alteraciones de la calidad de los ovocitos
  • Fracasos previos de otras técnicas de reproducción asistida
¿Cómo?

El proceso de ROPA necesita una atención doble: una de vosotras precisará un ciclo de Fecundación In Vitro y será quien aporte los óvulos; y la otra será la receptora, precisando la preparación uterina con estrógenos para acoger la transferencia embrionaria. Además, gracias a la posibilidad de vitrificar ovocitos o embriones, no es necesaria la sincronización de ambos procesos.

Aspectos legales

En España la donación de óvulos es anónima, por lo que la Ley de la Reproducción Asistida 14/2006 tuvo que ser modificada para reconocer, que ambas madres son progenitoras del niño nacido gracias a Técnicas de Reproducción Asistida, convirtiendo esta donación de óvulos en no anónima. Por lo que ambas progenitoras tendréis los mismos derechos y deberes sobre el futuro hijo.

VITRIFICACIÓN DE ÓVULOS Y EMBRIONES
¿Qué es?

Para poder mantener los óvulos y embriones preservados un gran tiempo hemos de almacenarlos congelados en temperaturas extremadamente bajas en nitrógeno líquido, a -196ºC. Para ello es esencial el procedimiento de congelación y de descongelación, siendo la Vitrificación el que aporta mejores resultados.

¿Por qué?

El mantenimiento de óvulos y embriones criopreservados en nitrógeno líquido nos permite diferir mucho tiempo su inseminación o transferencia. De otra manera se deteriorán, dado que el cultivo en fresco sólo permite un periodo muy corto frente a los plazos que en estos casos necesitamos.

¿Para quién?

Inicialmente la vitrificación se reservó principalmente para la congelación de ovocitos: preservación de la fertilidad, congelación de recurso… Ahora es la técnica mayoritaria en la preservación de óvulos, embriones y blastocistos. Por ello, hablar de indicación de vitrificación es lo mismo que hablar de indicación de criopreservación de cualquiera de estas células:

  • Para preservar embriones sobrantes de un ciclo de FIV
  • Preservación de la fertilidad cuando la muer va a ser sometida a tratamientos que puedan comprometer su fertilidad..
  • Si se desea posponer la maternidad.
  • Ciclos de acumulación de óvulos en caso de baja reserva ovárica o DGP.
  • Congelación de óvulos en caso de éticamente usted no desee congelar embriones.
  • Para evitar un síndrome de hiperestimulación ovárica grave.
  • En caso de que el varón no pueda obtener una muestra de semen el día de la inseminación
¿Cómo?

La vitrificación consiste en extraer la mayor parte de agua de las células y sustituirla por crioprotectores celulares. Se consigue a base de modificar el medio de cultivo en el que están inmersas las células, aumentando progresivamente la concentración de los crioprotectores. Éstos entran en el interior celular a la par que el agua sale, evitando el principal problema de la congelación, la ruptura de las células.

Política de congelación

La tasa de supervivencia óvulos y embriones en nuestro centro es de aproximadamente el 80%, aunque depende de su calidad inicial. Nuestro interés el dar la mayor oportunidad a los embriones de generar un futuro bebé. Por ello, no sólo criopreservamos los embriones de buena calidad. Aquellos que tienen peor calidad, aunque su posibilidad de gestación es menor, también los criopreservamos para que tengan la oportunidad de implantar y dar lugar a un recién nacido.

Enespecialista le informará el mismo día de la preservación, y recibirá un informe con todos los datos.

Aspectos legales

Según la legislación actual, la criopreservación de óvulos o embriones tiene requisitos diferentes: tiempo de mantenimiento, confirmación de los destinos que la mujer o pareja han tomado sobre los óvulos o embriones, … dado que la legislación puede cambiar, en VIVUM te informaremos de todos los aspectos legales.

CRIOPRESERVACIÓN DE SEMEN O ESPERMÁTICA
¿Qué es?

La criopreservación seminal o espermática es el almacenamiento de estos tipos celulares en temperaturas extremadamente bajas, -196ºC, en nitrógeno líquido.

¿Por qué?

El mantenimiento de espermatozoides congelados en nitrógeno líquido nos permite diferir su uso. No es necesario que el semen tenga que obtenerse el mismo día de la inseminación o fecundación. Puede criopreservarse y tenerlo disponible para el día que se precise.

También se pueden congelar espermatozoides tras su obtención por biopsiado del testículo. Siendo la técnica de congelación y los requisitos legales prácticamente los mismos.

¿Para quién?

Las indicaciones de criopreservación son varias:

  • Tras obtener espermatozoides por biopsiado de testículo.
  • Para preservar la fertilidad cuando el varón va a ser sometido a tratamientos que puedan comprometer su producción de espermatozoides, incluida la vasectomía.
  • Si el varón tiene dificultades para obtener la muestra seminal, o no pueda estar el día de la inseminación o FIV.
  • Si hay un deterioro progresivo de la producción espermática.
  • En caso de que el varón porte una enfermedad de transmisión sexual, como hepatitis B, C o SIDA.
¿Cómo?

El procedimiento para vosotros es simple, basta con disponer de una muestra de semen con un tiempo de abstinencia de 2 a 5 días. En VIVUM procesaremos la muestra el mismo día, incluyendo una prueba de supervivencia espermática tras la descongelación. Esto nos permitirá saber si es preciso congelar otro eyaculado. En VIVUM le informaremos el mismo día, y recibirá un informe con todos los datos.

La congelación espermática consiste en extraer la mayor parte de agua de las células, sustituyéndola por crioprotectores. Este sistema evita, en lo posible, el principal problema de la congelación, la ruptura de las células. La que ha demostrado mayor eficacia es la congelación en glicerol; aunque la vitrificación, aún por desarrollar, está ofreciendo buenas expectativas.

Aspectos legales

Según la legislación actual, la criopreservación espermática tiene varios requisitos: disponer de evaluación de enfermedades de transmisión sexual actualizada, tiempo de mantenimiento, decisión sobre el destino de la muestra criopreservada,… dado que la legislación puede cambiar, en VIVUM te informaremos de todos los aspectos legales.

DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL (DGP)
¿Qué es?

DGP son las siglas de Diagnóstico Genético Preimplantacional, en inglés PGD.
Es el estudio genético, embrión a embrión, evaluando si es portador de alteraciones concretas en su ADN relacionadas directamente con enfermedades graves en el futuro recién nacido.

¿Por qué?

Cuando alguno de los progenitores padece, o es portador sano, de una enfermedad de origen genético transmisible a la descendencia, con el DGP podemos saber aquellos que no portan la alteración antes de ser transferidos a la madre. De esta manera los hijos no padecerán dicha enfermedad.

El DGP es un alternativa consolidada al diagnóstico prenatal, que se realiza en el periodo gestacional, mediante biopsia corial o amniocentesis. La ventaja del DGP, radica en que no se transfiere el embrión portador de la enfermedad, evitando la necesidad de un practicar un aborto.

¿Para quién?

Esta técnica está indicada en casos donde los progenitores padecen enfermedades graves de origen genético transmisibles a su descendencia, o bien son portadores sanos de dichas alteraciones.

La lista de enfermedades susceptibles de DGP es amplia. En nuestro centro podremos estudiar de forma personalizada su caso para poder darle un consejo adecuado.

¿Cómo?

Antes de realizar el DGP es necesario disponer del estudio genético de los futuros padres para poder enfocar adecuadamente qué análisis genético es el más adecuado. Este estudio se denomina estudio de informatividad. Además, en ciertas enfermedades, es necesario disponer del visto bueno de la autoridad sanitaria competente, tras informe de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

Para un DGP es preciso realizar una Fecundación In Vitro. Así dispondremos de varios embriones a evaluar en un número suficiente.

Para el estudio del embrión éste se biopsia extrayendo una o dos de sus células. Esta técnica requiere la apertura de la cubierta del embrión, zona pelúcida, mediante un proceso semejante a la eclosión asistida, a través de la cual se extraen las células.

En esta fase del desarrollo embrionario todas las células tienen el mismo potencial de desarrollo, por lo que no afecta al futuro recién nacido.

Las células biopsiadas son enviadas al laboratorio de genética, el cual nos indicará qué embriones son portadores o no de la enfermedad estudiada. De esta manera sabremos qué embriones podemos transferir al útero.

Toda la manipulación de embrión descrita puede conllevar que se vea afectada la viabilidad embrionaria, por lo que solo se recomienda el DGP en casos necesarios y no de forma generalizada.

Aspectos legales

El DGP está sometido a diferentes requisitos legales, en nuestro centro te asesoraremos.

SCREENING O CRIBADO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL (PGS)
¿Qué es?

El cribado o screening genético preimplantacional, en inglés PGS, por sus siglas en inglés, evalúa la dotación cromosómica embrión a embrión. A diferencia del DGP, no se dirige a una alteración particular y conocida. Evalúa de forma generalizada la distribución del ADN. Éste se ordena en cromosomas, con una dotación numérica y estructural característica en cada especie. Esto lo que estudia el PGS.

¿Por qué?

El PGS para anomalías cromosómicas permite seleccionar aquellos embriones cromosómicamente normales de entre todos los embriones evolutivos de una paciente. Al transferir dichos embriones se incrementan las posibilidades de éxito.

¿Para quién?

El PGS se puede indicar en aquellos casos en los que se sospecha que los embriones puede haber generado alteraciones cromosómicas. Éstas no son valorables estudiando a los progenitores, hemos de estudiar al propio embrión. Estas situaciones son:

  • Edad materna de 35 años o más.
  • Fallo repetido de implantación.
  • Abortos recurrentes con cariotipo normal.
  • Antecedentes de un embarazo aneuploide.
¿Cómo?

El proceso técnico es semejante al DGP, sin necesidad de estudio de informatividad, ni de informe preceptivo de la autoridad sanitaria.

También varían las técnicas de bilogía molecular que aplica el laboratorio de genética.

La evaluación correcta de las indicaciones requiere un estudio diferencial para poder descartar otras enfermedades que también generaran, por ejemplo, aborto de repetición, y que no precisan PGS. En VIVUM podremos estudiar de forma personalizada su caso para poder darle un consejo adecuado.

CULTIVO HASTA BLASTOCISTO O CULTIVO LARGO
¿Qué es?

El cultivo largo embrionario consiste en prolongar el cultivo embrionario en el laboratorio 2 ó 3 días más de lo habitual, hasta el quinto o sexto día desde la obtención de los óvulos, alcanzando el estadio embrionario denominado blastocisto.

¿Por qué?

En condiciones naturales, el embrión llega desde las trompas de Falopio al útero en entre el tercer a cuarto día de desarrollo. Sin embargo, lo normal en fecundación in vitro es hacer la transferencia embrionaria en cultivo corto: segundo o tercer día desde la obtención de los óvulos.

Entonces, ¿por qué no se realiza siempre la transferencia tras cultivo largo? La explicaciones son dos:

  • En el cultivo embrionario el 40-50% de los embriones se pueden bloquear, no alcanzando el estadio de blastocisto. Pudiendo deberse a que las condiciones de cultivo no sean tan óptimas como en el útero.
  • La criopreservación de blastocistos no era eficiente con los anteriores sistemas de congelación.

Sin embargo, la calidad de los laboratorios de reproducción y los sistemas de congelación han evolucionado notablemente, permitiéndonos actualmente abordar el cultivo hasta blastocisto con mucha más garantía.

Entonces, cuál es la ventaja del cultivo largo:

  • Sincronizamos la transferencia embrionaria con el momento natural en el que el blastocisto está en el útero.
  • Mejoramos la capacidad de selección embrionaria. Estos dos a tres días de más nos permiten disponer de mejores datos para predecir la capacidad de implantación de cada embrión.
¿Para quién?

El cultivo hasta blastocito no siempre es la mejor opción. Hay que balancear el riesgo de bloqueo embrionario frente a las ventajas

¿Cuándo está indicado el cultivo largo de embriones?

  • Fallo de repetido de implantación tras varias transferencias de embriones de buena calidad.
  • Para transferencia de embrión único si cumple con los requisitos clínicos. Ya se por deseo de la pareja, o razón médica.
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional de los embriones.
  • Cribado genético preimplantacional de los embriones.

En nuestro centro evaluaremos la indicación de forma individual, antes y durante el proceso de cultivo largo, para poder actuar adecuadamente y evitar un pérdida de oportunidad por el bloqueo embrionario.

ECLOSIÓN ASISTIDA (HATCHING)
¿Qué es?

La eclosión asistida, en inglés Assisted Hatching, es una técnica de micromanipulación utilizada en fecundación in vitro para abrir en la envuelta proteica del embrión, zona pelúcida, un orificio que facilite la salida del embrión.

¿Por qué?

El embrión humano está rodeado en sus primeros días por una envuelta proteica que le protege del exterior, la zona pelúcida, de la que se ha de liberar para implantar en el útero. Si la zona pelúcida alterada se puede imposibilitar la “eclosión”, y por tanto la implantación del embrión.

¿Para quién?

La indicaciones para la eclosión asistida son varias, desde aquellas que están más aceptadas, como:

  • Anomalías en la zona pelúcida.
  • Embriones tras descongelación lenta
  • Alto porcentaje de fragmentos en el embrión, seguido de la aspiración de dichos fragmentos.

Como aquellas que se indican como recurso sin evidencias claras que las sostengan:

  • Embriones procedentes de mujeres mayores de 37 años, por una supuesta mayor dificultad para romper la zona pelúcida.
  • Fallos repetidos de implantación en diversos ciclos de FIV.
  • Embriones con desarrollo lento.
¿Cómo?

Para la apertura de este orificio existen varias técnicas: mecánica, química y mediante láser. Cada una de ellas tiene ventajas e inconvenientes, aunque ninguna muestra una ventaja demostrada frente a las otras en cuanto a la mejora de la capacidad implantatoria. Son técnicas dependientes del manipulador, y el personal de nuestro centro tiene experiencia desde hace años con la eclosión asistida.

Con cualquiera de ellas se practica una incisión o un agujero en la zona. Este hueco se mantiene durante el desarrollo embrionario, facilitando el trabajo de liberación del embrión.

En nuestro centro trataremos individualmente cada caso para recomendarle la oportunidad de realizar esta técnica.

EXTRACCIÓN DE FRAGMENTOS CITOPLASMÁTICOS
¿Qué es?

La extracción de fragmentos citoplasmáticos es una técnica de micromanipulación utilizada en fecundación in vitro para retirar del embrión fragmentos celulares dispersos que pueden interferir en su desarrollo.

¿Por qué?

Durante las primeras divisiones celulares, el embrión humano a veces pierde pequeños fragmentos de citoplasma (medio interno de la célula). Estos fragmentos generan una serie de inconvenientes para el embrión: pérdida de potencial celular, alteración del ambiente embrionario, dificultad de evolución celular… Con la extracción de estos restos celulares permitiremos un mejor desarrollo embrionario.

¿Para quién?

De precisarse, la extracción sólo se realiza en los embriones a transferir al útero. Para llevarla a cabo es preciso que el embrión tenga buena calidad en el resto de criterios de calidad morfológica. Así, la indicación es la presencia de fragmentos celulares, del 20-35%, en un embrión sin otros signos de disminución en la calidad embrionaria.

La eficacia de este procedimiento, en cuanto a posibilidades de gestación, no está consolidada. Aunque se ha evidenciado una mejoría en la formación del blastocisto.

¿Cómo?

Es una técnica que depende enormemente de la experiencia del embriólogo, ya que puede conllevar daños sobre el resto de las células. El personal de nuestro centro realiza esta técnica desde hace años.

Para la extracción de fragmentos primero se abre un orificio en la zona pelúcida, de forma similar a la eclosión asistida y, con la ayuda de una micropipeta, se van extrayendo los fragmentos celulares.

En nuestro centro trataremos individualmente cada caso para recomendarle la oportunidad de realizar esta técnica.

BIOPSIA TESTICULAR
¿Qué es?

La biopsia testicular es una técnica que nos permite obtener espermatozoides directamente desde el testículo.

¿Por qué?

A diferencia del ovario, que libera un solo óvulo por ciclo, la producción espermática del testículo es continua. Además, el testículo no produce espermatozoides de forma sincrónica, algunas partes pueden estar liberando espermatozoides ya maduros, y otras están en un proceso de producción, que dura semanas.

Una vez formados, los espermatozoides han de ser llevados al exterior. En la eyaculación tendrán un recorrido enorme para el tamaño de un espermatozoide en el que es preciso que los conductos esté libres de paso, sin obstrucciones.

Además, si la producción de espermatozoides es muy escasa, es muy difícil, a veces casi imposible, encontrarlos en el eyaculado.

¿Para quién?

La biopsia testicular está indicado cuando no es posible obtener, o no se encuentran, espermatozoides en el eyaculado:

  • Azoospermia obstructiva (imposibilidad de salida de los espermatozoides por obstrucción de los conductos)
  • Azoospermia por vasectomía
  • Azoospermia secretora (los testículos no producen suficientes espermatozoides).
¿Cómo?

Existen varios métodos, en función de la zona del testículo del que se extrae, así como de lo invasivo del método. Se conocen por varias siglas: PESA, TESE, TESA… La más habitual es el TESE, la extracción de espermatozoides mediante biopsiado del testículo. Es una sencilla intervención quirúrgica ambulatoria bajo anestesia. Se practica una pequeña incisión en el testículo para obtener una muestra de pulpa testicular. Esta pulpa es procesada en el laboratorio y, en caso de encontrarse espermatozoides se criopreservan mediante el proceso descrito en el apartado de Criopreservación Espermática.

Aquellas parejas que precisan la biopsia testicular necesariamente han de recurrir a un tratamiento de fecundación in vitro. La biopsia puede realizarse el mismo día de la fecundación in vitro, aunque lo más recomendable es congelar previamente los espermatozoides y tener la seguridad de poder disponer de ellos el día de la obtención de los óvulos.

La biopsia testicular requiere una evaluación del varón para su correcta indicación. En nuestro centro trataremos individualmente cada caso para recomendarle la oportunidad de realizar esta técnica.

PICSI
¿Qué es?

El PICSI es una alternativa terapéutica para aquellos casos en los que el semen presenta una gran cantidad de espermatozoides con fragmentación del ADN.

¿Por qué?

La fragmentación del ADN no se puede reparar en el laboratorio de fecundación in vitro, por lo que la opción es seleccionar espermatozoides con menor posibilidad de presentar esta alteración.

Con el PICSI valoramos la capacidad de cada espermatozoide de unirse al ácido hialurónico presente en la estructura del óvulo. Los espermatozoides con fragmentación del ADN, entre otras causas, no se pueden unir al hialurónico.

¿Para quién?

  • Pacientes con alto nivel de fragmentación de ADN en sus espermatozoides.
  • Previo fallo de ICSI por una baja calidad de embrionaria.
  • Casos de aborto de repetición que se sospecha que la causa es masculina, o de causa desconocida.
¿Cómo?

El PICSI necesita la realización de una Fecundación In Vitro con microinyección espermática, con una única diferencia: el método de selección del espermatozoide a microinyectar. En el PICSI necesitamos una placa de cultivo que está impregnada de ácido hialurónico. Solo seleccionaremos los espermatozoides que reconocen esta molécula.

La indicación de PICSI ha de ser valorada caso a caso, en nuestro centro le atenderemos de forma individual.

COLUMNAS DE ANEXIMA (MACS)
¿Qué es?

El MACS es una alternativa terapéutica para aquellos casos en los que el semen presenta una gran cantidad de espermatozoides con fragmentación del ADN.

¿Por qué?

La fragmentación del ADN no se puede reparar en el laboratorio, por lo que nuestra opción es seleccionar espermatozoides con menor posibilidad de presentar esta alteración.

Con el MACS valoramos la capacidad de cada espermatozoide de unirse a la Anexina V. Sólo los espermatozoides que están en un proceso de muerte celular, apoptosis, se unen a dicha molécula. Matizar que últimas fases de la apoptosis conllevan la fragmentación del ADN.

¿Para quién?

  • Pacientes con alto nivel de fragmentación de ADN en sus espermatozoides.
  • Fallos repetidos en tratamientos anteriores.
  • Casos de aborto de repetición que se sospecha que la causa es masculina, o de causa desconocida.
  • Pacientes tratados con quimioterapia y/o radioterapia
¿Cómo?

Está técnica es complementaria a la inseminación artificial o a la fecundación in vitro en función de la calidad seminal inicial.

El principio técnico es simple, la muestra espermática se hace pasar por una columna con Anexina V unida a su vez a unas pequeñas esferas de metal. Los espermatozoides afectados se unen a la Anexina, quedando impregnados de pequeñas bolitas de metal. Seguidamente acercamos un imán a la columna que los inmoviliza. Sólo serán capaces de pasar los espermatozoides no retenidos.

La indicación de PICSI ha de ser valorada caso a caso, en nuestro centro le atenderemos de forma individual.